Iniciativas para atenuar el impacto de la informalidad turística en tiempos de crisis

Desde la conducción de nuestra filial madre se nos orienta en como actuar, en convivencia con las leyes imperantes de cada región, para promover medidas que moderen las graves consecuencias provocadas por el ejercicio ilegal del comercio en el rubro hotelero-gastronómico.
 
Dentro del asesoramiento y acompañamiento a nuestra filial, se nos envían un documento generado por el Dr. Rodrigo Verde, Responsable del departamento de actividades informales de F.E.H.G.R.A., que ratifica esta tendencia, referenciandonos el contenido de un informe del Dr. Iván Posse Molina sobre este tema.
Este documento cita la ley N° 27.221, que a partir de la sanción y promulgación de la ley del rubro,  determinó que los contratos de locación de inmuebles con fines turísticos, descanso o similares y cuyo plazo no exceda de tres meses conforme lo establecido en el inciso b), del artículo 1.199, del Código Civil y Comercial de la Nación, se regirán por las normas aplicables al contrato de hospedaje.
 
En mérito a dicha disposición legal, de alcance nacional, las provincias y municipios podrán dictar aquellas medidas regulatorias o reglamentarias, sobre temas específicos de su habilitación, inspección, sanciones, etc. que permitan defender la actividad de la competencia informal.  
 
En tal sentido, la recomendación para nuestra filial, es la de proponer a la autoridades municipales y provinciales que se dispongan a reglamentar en tiempo y forma las respectivas habilitaciones, así como dictar las normas operativas que obliguen indefectiblemente a la registración de toda oferta turística o de descanso y en su mérito se apliquen rigurosamente las mismas obligaciones tributarias, previsionales, convenio colectivo, aranceles de derechos intelectuales, que pesan sobre todos los establecimientos de la actividad formal.
 
Estas directivas nos habilitan a nuestra ASEHOGAP, como filial de FEHGRA, y con el espíritu de proteger los intereses de los socios, a intervenir en forma activa estimulando la acción de efectuar denuncias, y ofrecer todo tipo pruebas que respalden la interposición de todo tipo de recursos administrativos y/o judiciales.
Las fotografías que acompañan esta publicación, demuestran la total impunidad que tanto en la vía publica, como en internet, existe sobre la oferta de servicios turísticos que no tributan impuestos. La tendencia a la ambigüedad de acción fiscalizadora entre los municipios de Punilla centro-norte y el gobierno provincial es una tendencia deficiente e irresponsable, por lo que imaginamos que desde nuestro ámbito privado comenzaremos a judicializar las acciones para comenzar a rectificar esta creciente distorsión del mercado.
Consultas